Madrid, 6 de enero de 1346

Cédula de Alfonso XI nombrando
los doce primeros Regidores de Madrid


epan quantos esta carta vieren commo nos don Alffonso por la gracia de Dios Rey de Castiella de León de Toledo de Gallizia de Seuilla de Cordoua de Murcia de Jahen del Algarbe de Algeziras e sennor de molina. Porque ffallamos que es nuestro sseruicio que aya en la villa de madrit ommes buenos dende que ayan poder para ver los ffechos de la villa e otrossy para ffazer e ordenar todas las cosas quel concejo ffaria e ordenaría estando ayuntados, porque en los concejos vienen ommes a poner discordia e estorbo en las cosas que deben ffazer e ordenar por nuestro sseruicio por común de la dicha villa e de ssu termino. Et por esto tenemos por bien de ffiar todos los ffechos del concejo destos que aqui serán dichos:

NUNNO SSANCHEZ, ffijo de Garcia rruyz.
DIEGO MELENDEZ, ffijo de Alfon melendez.
DIEGO PEREZ, ffijo de Ruiz perez.
FFERRANDO RUIZ, ffijo de Gonzalo rruiz.
LOPE FFERRANDEZ, ffijo de Diego fferrandez.
ARIAS, sobrino de ffernand rodríguez.
JOHAN, ffijo de Domingo perez.
JOHAN ESTARIAUNE, ffijo de Ruy fil.
VICENTE PEREZ DE ALCALA, Vocero.
PASQUAL PEREZ, ffijo de martin migael.
RUY GONZÁLEZ, ffijo de Domingo Ruiz.
GARCÍA SSANCHEZ, criado de Albar fferro.

Et que estos con los alcalldes e alguazil de la villa, e un escriuano que con ellos se ayunte do es acostumbrado de ffazer concejo dos dias cada semana, que serán el uno el lunes e el otro el uiernes, que vean los ffechos del concejo de la dicha villa e que acuerden todas aquellas cosas que entendieren que es mas nuestro sseruicio e pro e guarda de la dicha villa e de todos los pobladores della e de ssu termino. E que ayan poder para administrar todas las rrentas de los comunes del concejo de la villa, rrecabdandolas e ffaziendo las rrecabdar, tan bien de las rrentas que son del tiempo passado commo dineros algunos ssi ffueren derramados cogidos o rrecabdados para los muros o para las calzadas o para otras cosas que ffueren del concejo, o de aquellos que deben los dineros al concejo por algunas de las maneras que dichas son o se los ouieren a dar daqui adelante.

E que estos doze con el nuestro juez e con los alcalldes e alguazil que y ffueren, que ffagan prender e tomen en tantos delos bienes de aquellos que algo debiesen commo dicho es, porque entreguen al concejo todo lo que ouieren de auer delo que dicho es. E otrossy que ffagan mandar fazer las labores de los muros e de las calzadas e de las otras cosas que sson o ffueren meester de ffazer en la dicha villa e en su termino daqui adelante. Otrossy que ayan poder para nombrar del concejo mandaderos e embiarlos a nos quando vieren que cumplie para pro del concejo o que nos embiaremos por ellos; e otrossy para los embiar a algunas de las cibdades e villas e lugares de su tierra quando entendieren que cumplie, ssi algunas contiendas e prendas e tomas entre ellos acaescieren, pero todavía caten quelas mandaderias ssobre que fueren embiados los mandaderos ssean complidas e tales que se non ffaga cosa al concejo sin rrazon, e aquellos que embiaren para esto ssean tenudos de yr ala mandaderia queles embiaren por la quantia questos doze vieren que es aguissada.

E que partan e que den estos doze los officios de la villa de cada anno en el tiempo que se suelen dar aquellos officios quel concejo suele dar entre sy, e que non aya otros offiziales delos quel concejo suele dar, saluo los que estos dieren, e que estos que son nombrados para esto o los que ffueren daqui adelante, que non tomen ninguno de los offizios para sy ssaluo este queles nos damos.

E otrossy que ayan poder para ffazer e ordenar todas las cosas e cada una dellas quel concejo ffaria e ordenaría ssi todos en uno ayuntados las ordenasen, e que ssea ffirme e valedero lo que estos ffiziessen assy commo ssi el concejo todo ayuntados en uno lo ordenassen. E pues que estos an de tener coidado delos ffechos del concejo, daqui adelante non se ayunten nin ffagan concejo nin ayuntamientos ningunos en la dicha villa nin en ssu termino, ssaluo por nuestras cartas quando estos doze con el Juez de fuera e con los alcalldes e alguazil que y ffueren vieren que cumple de los ffazer ayuntar. E ssy alguno o algunos ffizieren ayuntamiento en esta manera, que el nuestro Juez e los alcalldes e alguazil que y ffueren con estos doze e los que ouieren este offizio de aqui adelante, queles prendan los cuerpos e los tengan presos e bien rrecabdados e nos lo enbien dezir porque nos ffagamos dello lo que la nuestra merced ffuere, e entre tanto que pongan ssus bienes en rrecabdo. E ssi acaescciere que para enbiar mandaderos a nos e a otras partes segund dicho es ouiere meester de les dar alguna cosa e estos sobredichos vieren que non ay de los comunes del concejo de que se puedan pagar, que puedan derramar y e por el termino ffasta quantia de tres mill maravedís, e non mas, e dende ayusso lo que vieren que es menester de se derramar, e ssi de mas desto comprendieren ques menester de se derramar por la tierra para esto que dicho es e para otras cosas que ssean nuestro sseruicio e pro de la dicha villa e de todos los moradores de madrit e de ssu termino, que esto que nos lo enbien dezir e que nos lo ffagan saber, porque con nuestras cartas e con nuestro mandado se ffagan los derramamientos que sse ffizieren de los tres mill maravedís a arriba.

E porque todos los que sson nombrados para esto, e ffueren daqui adelante, algunos dellos non pueden estar toda via continuamente en la villa para se ayuntar e ffazer todo esto que dicho es, que los diez o los ocho dellos, siendo ayuntados de consuno con el juez o los juezes e alcalldes de la villa, que puedan ffazer todas las cosas que ffarian los doze ayuntados ssi y ffueren, non ssiendo los otros en la dicha villa nin en ssu termino ffasta dos leguas dela villa, e qualquier o quales quier de los ssobredichos que son nombrados para esto e serán daqui adelante que ffueren en la dicha villa e en ssu termino ffasta las dichas dos leguas e non vinieren en los dichos dias a los dichos ayuntamientos, que pechen cada uno setenta maravedís desta moneda para los que y sse ayuntaren, por cada vez que non vinieren a los dichos ayuntamientos los dias ssobredichos ssegund dicho es, saluo ssi ffuesen enfermos de tal enfermedat que non puedan y venir; e estos que son nombrados, o ffueren daqui adelante, que ayan estos Offizios tanto tiempo commo la nuestra merced ffuere e tobiessemos por bien.

E desto mande dar esta nuestra carta seellada con nuestro seello. Dada en madrit a seys dias de Henero. Era de mill e trecientos e ochenta e quatro annos.=Yo mathias fferrandez la ffiz escriuir por mandado del rrey,—Johan fferrandez.=Roy diaz.»

DOMINGO PALACIO, Timoteo: Documentos del Archivo General de la Villa de Madrid, Tomo I, pp. 273-278. Madrid, Imprenta y Litografía Municipal, 1888.